MINISTRO CONSEJERO ACOMPAÑA TRASLADO DE COMUNIDAD WARAO A NOVA IGUAÇU, EN RIO DE JANEIRO - Embajada de Venezuela en Brasil
16263
post-template-default,single,single-post,postid-16263,single-format-standard,bridge-core-1.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-18.0.5,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

MINISTRO CONSEJERO ACOMPAÑA TRASLADO DE COMUNIDAD WARAO A NOVA IGUAÇU, EN RIO DE JANEIRO

La mañana de este lunes, el ministro consejero de la embajada de Venezuela en Brasil, Tomás Silva, acompañó el traslado de una comunidad de 30 indígenas warao del municipio Japerí hasta su refugio definitivo en Nova Iguaçu, en el estado de Río de Janeiro. La reforma de las instalaciones donde serán alojados los indígenas de manera definitiva a partir de hoy fue responsabilidad de la Compañía de Desarrollo del municipio Nova Iguaçu. En el acto de entrega del nuevo espacio, participaron el alcalde del municipio, Rogério Lisboa, así como Cristiane Lamarão y Elaine Medeiros, secretarias de Asistencia Social del gobierno del estado y del municipio de Nova Iguaçu respectivamente, además de autoridades de la Iglesia Católica y representantes de la Cruz Roja local. La embajadora María Teresa Belandria visitó las obras de reforma el pasado mes de octubre, durante su visita oficial al estado de Río de Janeiro.

En junio de este año, William Clavijo, representante local de la embajada de Venezuela, fue alertado de la presencia de un grupo de indígenas warao desplazados desde Venezuela hasta el municipio de Japerí. Inmediatamente, junto a un equipo de voluntarios, se movilizó hasta el local para conocer la situación de las familias desplazadas y hacer un levantamiento de sus necesidades. Posteriormente, y gracias a sus gestiones, se logró articular la cooperación entre varios organismos que actuaron de forma rápida para garantizar un espacio que alojase de manera definitiva a esta comunidad indígena. Hoy, la inauguración y traslado de estos venezolanos a su refugio de Nova Iguaçu constituye un importante paso en la atención a nuestros ciudadanos y les proporciona un espacio de vida en condiciones dignas y seguras.